logo BCN Feng Shui

Bye, bye a lo que no te gusta

Hola buenas. Durante estos días, tanto si tienes hijos, como si no los tienes,  puede que te hayas hecho un calendario para tener algo de orden y rutina. Si no es así, te ánimo a que lo hagas, yo creo que te ayudará a sentirte mejor o como mínimo a aprovechar algo más, tu tiempo.

Durante la semana yo me dedico a trabajar un rato por la mañana y después, me el relevo con mi marido, que también trabaja, y dedico mi tiempo a hacer tareas con mi hijo Leo.

Por eso para mí, el fin de semana es un momento ideal,  y más en esta época,  para hacer algo que  me encanta y que es realmente importante para mí.

Dedicarle tiempo a mi casa en el que #mejoromiguarida.

Si este, no es tu caso, y la casa, para ti supone un agobio, un obligación o un auténtico coñazo, también te ánimo, a que empieces a mirarla desde otra perspectiva. Desde un visión más amorosa.

La casa es la que te resguarda, la que mantiene unida a la familia, la que te debe cargar de energía para poder afrontar cualquier situación de tu día a día.

Te voy a poner un ejemplo. Quizás tienes un vestido, un traje o unos zapatos estupendos con los que te sientes bien, te sientes poderosa o poderoso,  o simplemente te  hace sentir especial.

Estoy segura,  que lo lavas con cuidado si es un vestido, o si son unos zapatos, los guardas en una caja, incluso en unas fundas para que no se e ensucien y te duren más tiempo.

Pues la casa es lo mismo. Es un lugar especial  en el que tú  te guardas. Por ello, es importante que le dediques tu tiempo,  para que esté lista, para sentirte bien en ella.

Te aseguro, aunque cueste de creer,  la casa te devuelve lo que tú le das.

Por eso hoy te voy a proponer algo que es realmente sencillo y  que puede ser muy liberador para ti.

¿Qué necesitas?

Una bolsa de basura

Ánimo

No engañarte a ti mismo

Y tomar acción.

Te propongo que digas adiós,  a todos aquellos objetos que no te gustan, los que cada vez que ves,  te producen un sentimiento negativo o de rechazo.  Y esto sirve para cualquier cosa y para cualquier estancia de tu casa.  Es decir tira, regala (déjalo en la puerta de tu casa y será una regalo para otro)  o deshazte de todo aquello que no te guste,  sea por el motivo que sea.

Porque está viejo, porque está roto, porque ya no te cabe, porque lo odias, porque ya no sirve, porque ya no lo usas, o por lo que sea!

Te pido que seas muy sincera o sincero contigo misma, porqué habrá un montón de excusas que  aparecerán y que justificarán, que el objeto o cosa,  permanezca donde está, te lo aseguro.

Te recomiendo,  que lo hagas por habitaciones  o zonas de la casa, de manera ordenada. No te propongas hacerlo en un solo día, porque no le vas a prestar la atención necesaria a cada uno  de los espacios y quedarán cosas que no has visto o qué has pensado; ya lo haré en otro momento.

Propósitos claros y fáciles de cumplir para el tiempo que le vayas a dedicar.

Te cuento mi caso. Yo  la semana pasada empecé por el baño. Todo y que mide dos por dos, saqué una bolsa llena de productos y trastos que ya no usaba, que estaban viejos, o que habían caducado.

En mi casa, en el baño, tenemos el botiquín y ahí realmente aparecieron un montón de medicamentos y cremas que ya no servían.  La crema solar del verano pasado, una pomada que usé hace un año y ya no he vuelto a usar.  Revisé todo.  Cambié la bolsa del maquillaje y aproveché para tirar un neceser  gris, horrible, que estaba algo viejo, que usamos cuando viajamos.  Como lo he tirado, más adelante me permitiré comprar uno que me guste más.

Mira cada rincón, cada bolsa, cada caja, cada cajón, cada armario. Aprovecha para deshacerte de todo lo que te desagrada.

!Nota importante! Solo puedes hacerlo con tus cosas.

No vale que te deshagas de objetos o elementos que son de tus hijos o de tu pareja. Y de verdad que es importante, que no lo hagas, porque esto puede ocasionar discusiones. Se trata de que te liberes,  y no que acabes cabreada/o y frustrada/o.

Puedes pensar que tú no tienes nada por tirar o nada que no te guste, pero se trata de que pongas el foco en ti, no en los demás. Es para que tú te sientas liberado. Si los demás no tienen esta necesidad, ya lo harán por sí mismos y si no, no te toca más remedio que aceptarlo.

En el caso de los hijos depende mucho de la edad. El mío tiene 6 años y lo que hago es dedicar un rato con él para ayudarle a razonar de lo que ya no necesita, no usa o está roto. Es fácil, si quiere más cosas necesita sacar para que puedan entrar las nuevas.

Si son más mayores, puedes probar con la colaboración en casa, cada uno se ocupa de su espacio. Puedes hacerles ver, que de nada sirve ocupar su espacio de objetos que no les gustan o ya no sirven.  Tú les conoces mejor que nadie, busca un enfoque positivo para ellos.

A esta tarea, le vas a dedicar más de un día e influye en todas las áreas de tu vida. La relaciones, la prosperidad y la salud.

Vamos! Manos a la obra.

3 Claves a tener en cuenta: P O A

P. Positividad. Con alegría todo sabe mucho mejor.

O. Organización. Ponte metas alcanzables y obsérvate como estás en este día, si hoy no estás bien, o no tienes mucho tiempo, que tu reto sea pequeño.

A. Acción ya, no lo dejes para mañana.

Ya me contarás qué tal te ha ido.